Konami: tú antes molabas

(Reblogueado desde Fanzine Digital )

https://i2.wp.com/www.fanzinedigital.com/imagenes/videojuegos/img_konamiblue-BT.jpg
¿Qué ha pasado contigo Konami? ¡Tú antes molabas! Es más, eras la reina. Había cuatro o cinco de las grandes, grandes de veras, donde siempre te colabas. Había también por aquel entonces alguna no tan grande que hacía las cosas bien y por la que era fácil sentir debilidad. Por la autoría y aquellas cosas que si entonces eran posibles, hoy son verdaderamente raras. Pero Konami: incluso en ese sentido, mirándolo con autoría, eras verdaderamente genial. Porque lo hacías todo, no cómo las grandes empresas, sino como los grandes autores con medios. Artesanía y excelencia; técnica y jugabilidad; acierto en la temática y un 100% de entrega en lo que es propiamente el juego. ¡Si hasta tenías licencias de pelis bordadas cuando el resto naufragaban! ¡ese impresionante Goonies, con la valentía de poner al feote de Sloth de prota, ahí, dándolo todo!

La cosa es que la Konami de los años 80 era probablemente todo lo que una compañía debía ser, un ejemplo de cómo debían hacerse las cosas. Es difícil afirmar que la tendencia no se mantuvo iniciados los 90, sólo que por aquel entonces ya estaban paridas -a ritmo anual- las sagas que valía la pena explotar durante años. ¿Cómo no rendir culto a quienes llevaron a lo más alto al matamarcianos con Gradius (Nemesis en nuestro país)? A quienes nos hicieron babear frente a Contra (Gryzor en nuestro país…) en la época de las ‘action movie’, a quienes hacían de cosas simples como ser panadero o la movida aquella de los monos juegos en los que perder (perdón, ganar) horas sin descanso, o que iban deporte a deporte haciendo que sus Konami’s Soccer, Tennis etc fueran dignos representantes de cada uno de ellos (¡sin descuidar ni el pin-pon!).

Los King’s valley como mezcla de puzzle y plataformas. Los Knightmare y su forma de sublimar la aventura en Solomon’s key…

7 bits

Maldita sea la evolución por muchas cosas, pero una de ellas porque estos juegos serían perfectamente jugables si el moderno usuario no estuviera malacostumbrado en simplicidad, en falta de retos por una industria que ha reducido el videojuego a vídeo interactivo…

Pero maldita sobre todo por lo que le ha hecho a Konami, acobardada frente a un departamento comercial que ha convertido a sus autores en chequeras, y a sus contables en los jefes supremos de una compañía que ojalá hubiera seguido el rumbo de otras, como Ocean Software, engullidas por gigantes para al menos permitir que el recuerdo de su nombre siga asociado a aquello que hicieron y cómo lo hicieron (si bien la comparación con Ocean, ni con todo el cariño ni admiración sea justa: nunca estuvieron a la altura de Konami).

7 bits

Konami era a su manera una variante de Nintendo, por rasgos de éxito estaba la altura, pero incluso cabría afirmar que se beneficiaban de una mayor diversidad temática, y de una mayor apuesta por varios formatos. Del MSX hicieron su niño mimado cuando muchos (como nuestro país) lo maltrataban injustamente y demostraban cuánto podía hacer aquel maravilloso ordenador, algo que lograba que sus usuarios vieran en la elección de ese soporte un acierto, mientras en los Amstrad de moda su amplio catálogo incluía versiones lastimosas del catálogo de Konami (licencias mediante: en Konami, listos, se lavaron las manos). En NES también hicieron de las suyas, dentro de una relación que se mantuvo con Nintendo hasta la Super, dando poco terreno a la Megadrive puesto que siempre parecían primar a un soporte respecto a otro. Después se pasarían a Playstation, y la tenacidad de Microsoft hizo que en 360 finalmente se abrieran a todos… o no. Porque para entonces Konami como tal estaba perdida. Rendida tanto a los verdes del Gates, como a las malditas continuaciones. Apostando tímidamente por nuevas vías, cuando las suyas clásicas han dejado de ser rentables por los nuevos tiempos y su incapacidad para adaptarse y poner talento sobre la mesa para reaccionar. Algunos llevan a casos lastimosos como el cancelado Seis días en Fallujah (con algo de polémica como argumento para retirarlo, cuando la crítica que lo vio de primera mano aseguraba que aquello, técnicamente, no era nada del otro jueves). Qué decir de Tornado Outbreak

Konami, tú antes molabas. Mucho.

7 bits
Anuncios

Igual tienes algo que decir al respecto...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: